“Soy joven, católica y feliz”

Nadie escapa a la sonrisa de Marta Mesa, tampoco a su voz. Se manifiesta con entusiasmo y alegría porque se sabe hija amada por Dios. La joven montillana actuará ante cincuenta mil jóvenes españoles en Lisboa durante la JMJ, espera traerse más amigos y la guía del Señor para sus años universitarios que empiezan en septiembre

¿Cómo recibiste el encargo de cantar durante la JMJ?

Ya canté durante la Peregrinación Europea de Jóvenes a Santiago de Compostela, todo vino de la mano de Jesús Cabello y la relación que tiene con mi párroco, don Fernando Suárez, gracias a ellos logré cantar en los escenarios de la PEJ durante varios días en Santiago de Compostela. Fue una experiencia muy gratificante e inolvidable porque la pude compartir con otros cantantes y con mis compañeros y voluntarios que me acompañaban a los ensayos de los conciertos. Ellos me animaron mucho, porque te pones bastante nerviosa, pero es una oportunidad increíble que te da el Señor, que te regala Él.

¿Cómo te preparas para este acontecimiento?

Me preparo con mucha energía, alegría, fe y confianza en que el Señor tiene preparado para mí un pedazo de regalo en esta JMJ, Él me regala un pedazo de experiencia, cien por cien. Espero que no sólo se me brinden oportunidades en cuanto a la música sino también en cuanto a mi relación con mis compañeros y amigos y descubrir la vocación que el Señor tenga preparada para mí. Espero encontrar la guía en la nueva etapa que afronto, mi comienzo en la Universidad. Espero que esta JMJ me brinde la oportunidad de cantar frente a millones de personas de todo el mundo y me abra el camino que voy a empezar en este nuevo curso.

¿Dónde y con quién cantarás durante los días de la JMJ?

Cantaré en el encuentro de jóvenes españoles y lo haré sola. No voy a desvelar la canción que voy a interpretar. Todavía no sé si participaré en la Eucaristía previa, pero estaré encantada de hacerlo si me lo solicitan.

¿Has actuado alguna vez ante un público tan numeroso?

Ciertamente al participar en programas televisivos me enfrenté a un público amplio, aunque no es  lo mismo cantar frente a una cámara, aunque millones de personas te vean, que cantar frente a un público en vivo y en directo,  al que tienes que llegar con tus canciones para que se sientan tan amados como tú, que puedan sentir que lo que tú estás cantando es un regalo de Dios, que les habla a través de mi voz, es luz para ellos a través de mí. Y también lo es para mí misma. Muchos dicen, “necesito un folio  y un lápiz para hablar con Dios”, otros necesitan leer y yo lo que necesito es cantar. Para mi cantar es el camino al cielo, para llegar a Dios y a su Madre, para encontrarse de verdad con ellos porque en cada nota siento que el Señor está en mí, que mi voz llega a otras personas. Algunos amigos me dicen que lloran con mis canciones en el Adoremus, eso es porque el Señor está ahí, que se vale de tu voz, que es un instrumento como la persona que pinta o escribe. Dios se sirve de mí para llegar al corazón de jóvenes cristianos que necesitan encontrarse con el Señor a través de la música. La música es fundamental en la vida de un joven cristiano.

¿En qué estilo musical te sientes más cómoda?

No me siento identificada con un estilo único, me gusta cantarlo todo. Me gusta hacer las canciones mías, lo que salga en el momento. Mis amigos y mi familia saben que hoy puedo cantar una canción y mañana hacerlo de modo diferente. Si tengo que decantarme, me gusta el pop lento. Voz y guitarra es la mejor mezcla que se puede hacer.

¿Te gustaría dedicarte profesionalmente a la música?

No lo tengo pensado, mi vocación es ser profesora y dedicarme a los niños. El camino de la música es difícil, si el Señor lo pone en mi camino no lo voy a rechazar porque la música es una parte fundamental de mi vida, pero no lo tengo planificado.

Háblanos de tu vida de fe, de tu grupo de vida, de cómo vives tu juventud cristiana

Con mi “grupazo” de amigos de Montilla comparto mi fe todos los días, somos un grupo en Dios. Siempre digo que se puede ser feliz, católico y joven e irse de bares porque todo es compatible, pero el centro de mi vida es Dios. Gracias a Él tengo el grupo que tengo y amigos que valen oro, que están también en Córdoba y en otros lugares gracias a la PEJ. Son un regalazo. Me da mucha pena cómo se opina sobre la relación joven-cristiano, será por los estereotipos. Mi vida discurre por el calendario en blanco del Señor y soy muy feliz, agradezco diariamente mi familia, mi salud, mis amigos y sacerdotes que te guían por el camino de la fe, poder compartir todo lo que tengo es impresionante. Soy joven, católica y feliz. Siempre repito una frase: Que nadie venga a ti sin irse más feliz. Es lo que quiero no sólo con la música sino también con mi forma de vivir. Quiero agradecer a mis amigos y compañeros su apoyo y, sobre todo que me quieran como soy.

¿Cómo se manifiesta el Señor en tu vida?

En la sonrisa. Es algo que me dicen muchas veces. No me lo creo mucho, pero es algo que me caracteriza. El Señor se muestra en un hola, una sonrisa o un baile. El Señor se muestra en mi alegría, en la alegría de ser amada.

¿Con qué grupo peregrinas a la JMJ?

Voy con mi grupo de Montilla, que va a petarlo y darlo todo en la JMJ. Tengo muchas ganas de llegar y reencontrarme con muchos amigos y personas que hace tiempo que no veo. Espero que el Señor me regale momentazos y encontrar lo que el Señor quiera de mí. Que todos los jóvenes se dejen sorprender porque tenemos que apreciar todo lo que viene del cielo, ser felices y aprovechar todo lo que nos dará y rezar. Nos vemos en la JMJ.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES