“Seréis sacerdotes para siempre”

Monseñor Demetrio Fernández celebró la Cuaresma y la solemnidad de San José con los residentes de la Casa Sacerdotal

El Obispo presidió la eucaristía en la capilla de la Casa Sacerdotal “San Juan de Ávila” con los residentes el jueves 17 de marzo durante la Cuaresma y previa a la solemnidad de San José, que coincide con el Día del Seminario. Durante la homilía el prelado recordó a los sacerdotes que la confianza en el Señor nos va haciendo “pobres de espíritu, de los cuales es el reino de los cielos”. Cuando uno llega a la Casa Sacerdotal una de las reflexiones inmediatas es ver que los sacerdotes que viven en ella “han gastado su vida al servicio de la Diócesis” y continúan ejerciendo su ministerio en favor de la Iglesia, apuntó. “Seréis sacerdotes siempre” aunque no tengáis nombramiento, parroquia o actividad pastoral. Continuó destacando que la Casa Sacerdotal es una reserva de sacerdotes que han acumulado “muchos méritos y gracias de Dios para la Iglesia”.

La Cuaresma son días para escuchar las palabras de Jesús al paralítico: “Tus pecados están perdonados”, añadió el Obispo y animó a disfrutar de ese perdón en este tiempo.

En plena campaña vocacional del Día del Seminario monseñor Demetrio Fernández pidió a los sacerdotes que recen por las vocaciones especialmente en esta fecha que “nos trae recuerdos de nuestra juventud”. Tenemos que pedir por los seminaristas, por los que se van a ordenar este año y por los formadores, pidió el Pastor de la Diócesis.

Al terminar la eucaristía el prelado quiso dar un obsequio a los sacerdotes residentes de la Casa Sacerdotal.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES