¿Qué es un obispo coadjutor?

El Obispo comparte con los sacerdotes la proximidad de la fecha de su renuncia al cumplir los 75 años en 2025

En el marco de los retiros de Adviento por vicarías, que se vienen celebrando en la Diócesis, el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha dialogado con los sacerdotes diocesanos sobre la cercanía del próximo mes de febrero de 2025 cuando, al cumplir los 75 años de edad, el obispo presente al Papa su renuncia, como marca el Código de Derecho Canónico.

El Obispo, que ha mantenido un tono coloquial en los retiros, ha adelantado al clero su prospectiva para el año que viene donde figura la petición a la Santa Sede de un Obispo Coadjutor para la Diócesis de Córdoba. Al obispo diocesano le cabe la postura de esperar a que se cumplan los años, presentar la renuncia y entonces el Papa decida; o, para evitar situaciones de transición más larga, adelantarse y solicitar al Papa que considere la posibilidad de adelantar el nombramiento del sucesor, en calidad de obispo coadjutor. La decisión está en manos del Papa, el obispo de Córdoba no ha hecho más que exponer la proximidad de sus 75 años y su disponibilidad ante el Santo Padre. Lo ha comentado con sus sacerdotes en un clima espiritual de vivir proyectados al futuro, a la espera del Señor que viene a salvarnos.

Dado que el nombramiento significa la designación futura como obispo diocesano, si el Papa concede al obispo de Córdoba un obispo coadjutor, este podrá asistir al obispo diocesano en todo el gobierno de la diócesis, sustituyéndolo en caso de ausencia o impedimento en el desempeño del gobierno pastoral de la diócesis; ser nombrado vicario general y consultado en los asuntos de importancia.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES