“Lo más importantes es conocer la vida de Jesús”

El Obispo de Córdoba dio la bienvenida a las nueve personas que han ingresado en la Iglesia por el rito del Catecumenado

La Iglesia de Córdoba ha acogido a nueve personas que pronto recibirán el sacramento del Bautismo. A todos ellos, el Obispo de Córdoba les ha dedicado una bienvenida especial asegurando que “están en su casa y entrarán en la Iglesia por el bautismo, porque habéis pedido libremente que queréis pertenecer a la comunidad de los católicos”.

Cada primer domingo de Cuaresma, el Obispo acoge a las personas que han mostrado su voluntad de ser bautizados junto a los sacerdotes que los han preparado para alcanzar el sacramento en el tiempo de Pascua. Para monseñor Demetrio Fernández, este acontecimiento representa una alegría grande no solo para la comunidad que asiste a la eucaristía en la Catedral, sino para toda la comunidad y las miles de personas que seguían la celebración por TV.

La Iglesia crece en el mundo entero y necesitamos “esta buena noticia en nuestro país, donde la Iglesia ha tenido en otra época mucho vigor y fuerza expansiva, aunque hoy no la tiene tanta; sin embargo, aquí están estos catecúmenos que se añaden aquí y en otras catedrales e iglesias en España y en el mundo entero”.

La estadística mundial de nuevos bautizados en el mundo crece cada año “en varios cientos de miles”, ha explicado monseñor Demetrio Fernández, que se expresa también en Córdoba con la suma de estos nueve catecúmenos, acompañados de sus padrinos, párrocos y catequistas para escuchar las palabras del pastor de la Diócesis y celebrar la eucaristía en la Catedral. “Lo más importantes es conocer la vida de Jesús”, les dijo el Obispo, además de conocer sus enseñanzas, algo que se aprende en una comunidad, una parroquia, un grupo apostólico, o en una experiencia comunitaria, porque “Dios nos llama aisladamente sino que nos llama en una comunidad, que es la Iglesia”. Por eso los animó a estar siempre dispuestos para la celebración de la Eucaristía, para recordar que en la Catedral de Córdoba, un domingo “fuisteis recibidos como catecúmenos y preparándoos para recibir el bautismo de manera inmediata”

 

COMPARTIR EN REDES SOCIALES