“La Iglesia tiene una visión actual de los jóvenes”

Rosario Pérez pertenece a la Juventud Obrera Cristiana (JOC), movimiento que también forma parte del Sínodo

¿Qué te animó a participar en el Sínodo de los Jóvenes de Córdoba?

Un grupo de compañeras de la Joc (Juventud Obrera Cristiana), propuso participar en el Sínodo de jóvenes como movimiento perteneciente a la Iglesia y como jóvenes activos dentro de ésta, en la cual tenemos un papel primordial. La propuesta me resultó interesante y aún más me animó la idea de aportar a la Iglesia la visión de los jóvenes, por lo que me animé a participar y tras varios años trabajando aún seguimos aportando nuestras inquietudes.

¿Cómo trabaja tu GPS habitualmente?

Normalmente nos reunimos varias chicas del movimiento en alguna de nuestras casas y hablamos y debatimos sobre algunos de los capítulos concretos en los que hay que trabajar. En primer lugar leemos o vemos algunos de los vídeos propuestos y tras esto hablamos, compartimos inquietudes y finalmente rellenamos las preguntas propuestas llegando a un consenso entre todas las que estemos participando en ese momento.

¿Qué te parece esta iniciativa de la Diócesis para los jóvenes?

La iniciativa me parece necesaria, creo que la Iglesia ha de estar abierta a la visión que tienen los jóvenes, sobre todo teniendo en cuenta la realidad de ésta, la cual está formada fundamentalmente por personas mayores. Creo que esto es en parte debido a que no está actualizada y a que los jóvenes, en consecuencia, no la encuentran atractiva y dinámica para poder tenerla presente en sus vidas. Por ello creo que este tipo de iniciativas han de llevarse a cabo para cambiar esta realidad tan necesaria si queremos que la visión de Jesús siga presente en la sociedad en la que vivimos.

¿Qué puede aportar este Sínodo a tu vida de fe?

Creo que el trabajar en el Sínodo me ha ayudado a valorar aún más el grupo en el que estoy, la Joc, dándome cuenta de la visión de Iglesia que tiene respecto a otros movimientos, una visión actual, que tiene en cuenta verdaderamente la visión de los jóvenes de los barrios, los jóvenes sin recursos económicos y culturales y cómo esto es lo verdaderamente importante en la Iglesia, el estar en la vida de los necesitados al igual que Jesús hizo en su momento.

¿Sientes que la Iglesia diocesana cuenta contigo?

Es complicado sentirse hoy día parte de la Iglesia siendo joven, la realidad es que ésta no está abierta a ciertos modos actuales de vida, por lo que los jóvenes, en muchas ocasiones, no nos sentimos respaldados por ella. También es cierto que el hecho de poder dar nuestro punto de vista hace que sintamos que al menos pertenecemos a ella y que se nos quiere escuchar; es interesante compartir nuestra visión de fe a un rango más amplio fuera de nuestro equipo de vida, es decir, del grupo con el que semanalmente nos reunimos.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES