Inaugurado el Año Judicial del Tribunal Eclesiástico

En el acto se dio a conocer la actividad de 2023, año en el que se presentaron y admitieron 35 causas de nulidad

El Palacio Episcopal acogió la tarde del martes, 20 de febrero, la inauguración del Año Judicial del Tribunal Eclesiástico de Córdoba. Durante el acto, Domingo Moreno, Vicario Judicial, presentó el informe sobre el estado y la actividad del Tribunal durante el año 2023. En términos estadísticos durante el año pasado se presentaron y admitieron 35 causas de nulidad de matrimonio. De estas 35 causas, 19 fallaron a favor de la declaración de nulidad y 16 en favor del vínculo, de las que once se encuentran en proceso de apelación en el Tribunal competente.

En lo que respecta a los capítulos por los que han sido juzgadas las causas de nulidad conyugal son principalmente el grave defecto de discreción de juicio y la incapacidad para asumir las obligaciones esenciales del matrimonio, así como los capítulos relativos a la exclusión total o parcial del matrimonio y el error doloso, ambas en menor escala.

Domingo Moreno, Vicario Judicial, detalló que, en lo que respecta a la gratuidad del proceso, se ha concedido una exención total con el correspondiente patrocinio gratuito en 7 causas, y en otras 6 la exención ha sido parcial con la reducción proporcional en la remuneración tanto del abogado como de los peritos.

Destacó también el Vicario Judicial que en la tramitación de las causas han conseguido cumplir con el plazo establecido en el Código de Derecho Canónico, y que en los casos que en los que no ha sido posible este cumplimiento se ha debido a causas ajenas al funcionamiento del Tribunal.

Monseñor Alejandro Arellano Cedillo, Decano del Tribunal de la Rota Romana y arzobispo de la diócesis de Bisuldino, fue el encargado de la lección inaugural. Para el año judicial que comienza monseñor deseó sus “mejores deseos” y definió el acto como una “ocasión de encuentro entre personas comprometidas en el mundo de las instituciones, en especial de la justicia”. En un momento crítico para la humanidad, donde la idea de bien común se pone a prueba, se trata de un compromiso complejo y cargado de responsabilidad, puntualizó.

Monseñor Demetrio Fernández en su alocución tuvo palabras de agradecimiento para todos los presentes por su servicio en el Tribunal Eclesiástico de Córdoba, que está “al servicio de la caridad pastoral y de la comunidad cristiana”. El Obispo tuvo palabras de especial cariño y agradecimiento por la ponencia inaugural para monseñor Alejandro Arellano, al que calificó de “experto en derecho a nivel universal de la Iglesia” lo que le ha merecido la confianza del Papa, que lo ha nombrado Presidente de la Rota Romana.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES