“Encontrar a Jesucristo te cambia la vida”

Los catecúmenos que celebraron el rito de admisión al Catecumenado en la Santa Iglesia Catedral el pasado mes de febrero, recibirán ahora el Sacramento del Bautismo, la Eucaristía y Confirmación

Un total de 23 personas recibieron en el mes de febrero, el día 18, el rito de admisión al Catecumenado. Fue el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, quien acogió a estos nuevos catecúmenos en una celebración que tuvo lugar en la Santa Iglesia Catedral, tras un largo periodo de preparación. Ahora, esperan al segundo domingo de Pascua para recibir el Bautismo y confirmar su pertenencia a la Iglesia a través de la Eucaristía.

Celia González es una de las catecúmenas que se preparó para formar parte de la comunidad cristiana. Pertenece a la parroquia de Nuestra Señora de la Piedad de Villaharta y acudió al templo principal de la Diócesis para ingresar en el seno de la Iglesia tras un periodo de preparación marcado por el apoyo de su mejor amigo.

Siempre ha sido practicante, a pesar de no estar bautizada, considera que siempre ha tenido una vida coherente, con valores basados en el respeto y el amor, buscando siempre la verdad. “Toda esa búsqueda de la verdad, te lleva a Dios”, asegura. Fue en su etapa de instituto donde conoció a un chico muy creyente, Jesús, que se convirtió en uno de sus mejores amigos. De su mano conoció de cerca a Jesús, a la Iglesia y a la comunidad cristiana. “En el Camino de Santiago, la JMJ, retiros, etc. me fue introduciendo en la vida de la Iglesia y haciéndome ver que este era el camino de mi vida”, explica Celia.

Junto a Jesús y su grupo de catequesis en el colegio Calasancio, Celia se preparó para recibir el rito de admisión al Catecumenado. También en su parroquia de Villaharta ha discernido junto a su párroco. Ahora, forma parte de la Iglesia Católica, se considera “hija de Dios” y espera con ilusión tomar el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

Acompañar en un itinerario personal

Lola Merino es catequista y colaboradora activa en la parroquia de San Miguel Arcángel de Córdoba. Allí conoció a Farida Mohand Mohamed, a la que ahora llaman “María”. En ella ha descubierto un corazón lleno de espiritualidad, “un corazón de Dios”.

Farida es natural de Melilla y su meta era bautizarse. Vive sola en la ciudad, pero no le falta el cariño de las mujeres de su parroquia, las cuales la llaman cada día, la cuidan y la acompañan en misa diariamente. “Hablamos un día sí y otro no prácticamente, porque es una gozada tratarla y ver que está llena de fe a pesar de sus problemas y adversidades”, asegura Lola.

Han sido muchos meses de preparación los que ha realizado Farida junto a sus catequistas y el párroco de San Miguel, Pedro Cabello. Haciendo alusión a este tiempo, recuerda lo arropada que se ha sentido y el cariño que le han profesado, pues a pesar de tener dos hijos, ella se encuentra sola en Córdoba.

Fue desde niña cuando sintió una “atracción” por Jesús. Su familia no era católica y ella se escapaba cada día a un templo del centro de Melilla para ver a Jesús clavado en una cruz porque le supuso un gran impacto. “Con seis años lo vi en la Cruz y se quedó grabado en mi cabeza hasta hoy. Me enamoré de Él y, aunque soy hija de musulmanes y ellos intentaron impedirme mi acercamiento a la Iglesia, mi amor por él fue más grande”, indica.

Farida asiste cada día a misa con un corazón abierto a Dios. Se siente “elegida” por Él y dispuesta a seguir su camino. Vivió el rito de admisión muy feliz, tan feliz como espera su Bautismo el próximo domingo, 7 de abril. Y es que, como ya les anunció el Obispo en la homilía del rito de admisión al Catecumenado en la Santa Iglesia Catedral, “el haber encontrado a Jesucristo es capaz de cambiar nuestra vida y hacerla nueva”.

Monseñor Demetrio Fernández anunció a los catecúmenos que “la vida que recibimos por el Sacramento del Bautismo nos hace herederos del cielo por la cruz y resurrección de Jesucristo”.

 

Foto: (de izquierda a derecha) Lola Merino junto a Farida Mohand Mohamed en la parroquia de San Miguel. 


COMPARTIR EN REDES SOCIALES