El Obispo recibe a un grupo de la HOAC

Los miembros de la nueva comisión diocesana de la Hermandad Obrera de Acción Católica estuvieron en el obispado el 7 de febrero

Un grupo de la renovada comisión diocesana de la HOAC de Córdoba visitó el pasado miércoles, 7 de febrero a monseñor Demetrio Fernández en el Palacio Episcopal. El grupo lo componen el consiliario, Rafael Herenas, la presidenta, Soledad Crespo, Andrés Sánchez, responsable de la animación al compromiso, Antonio Alias, responsable de difusión, Juana María González, responsable de formación y Maricarmen Cantero, responsable de organización y vida comunitaria.

Durante el encuentro transmitieron al Obispo “los aspectos fundamentales de la vida de comunión, espiritualidad, formación y compromiso de la HOAC y sus militantes”. Asimismo, le presentaron la planificación del trabajo del movimiento para el bienio 2023/25 en la Diócesis, que emana de los acuerdos de la XIV Asamblea General, celebrada el pasado verano, y cuyas prioridades estarán presididas por una triple necesidad para la HOAC.

Por un lado, necesitarán “sentir con Cristo”, salir del entorno conocido, encontrarse o llegar a las periferias acompañando procesos, entre otros. Esta tarea tienen que hacerla “con entusiasmo, viviendo la comunión, posibilitando el encuentro vital con Cristo, con su vida y su mensaje liberador”. Por otro lado, necesitarán “sentir con la Iglesia”, es decir, vivir la singularidad eclesial de ser Acción Católica para la Pastoral Obrera y del Trabajo y hacerlo en una sociedad que reclama personas y comunidades capaces de tender puentes, que acerquen mundos y acorten distancias para construir el futuro, ese que sueña Dios, siendo esperanza para los otros. Por último, necesitarán “sentir con el mundo obrero” desde la encarnación y la experiencia actual e histórica de la HOAC, avanzando en la especialización de su compromiso personal y comunitario que permita seguir tendiendo vínculos de fraternidad.

Los miembros de la HOAC que visitaron al Obispo reconocieron haberse sentido “queridos, arropados y enviados por monseñor Demetrio Fernández para continuar haciendo presente a Jesús y a su Iglesia en el mundo obrero y del trabajo”.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES