“El espectador va a salir con deseo de amar más”

Cuando un niño escribe a los Reyes Magos y le cuenta que sus padres se han portado fatal, comienza la aventura de parar, dejar la distancia y el sinsabor de muchos días para recuperar a su familia y el espectáculo de verlos dándose beso sin rencores, sin marcha atrás. “Tengamos la fiesta en paz” es el nombre de la película dirigida por Juan Manuel Cotelo que se estrena el viernes, 3 de diciembre

Juan Manuel Cotelo es periodista, director de cine, guionista, productor y actor, además de fundador y director de la Fundación Infinito + 1, que ayuda a personas necesitadas en todos los países donde estrenan sus películas.

Hace falta hoy hablar de cómo poner a salvo la unidad familiar y usted lo hace con un musical, ¿cómo surge la idea?

Surge de dos extremos, por una parte de conocer a familias que realmente están unidas, que se aman, que celebran las bodas de oro, que los hermanos se entienden bien, los hijos con los padres, los padres con los hijos y descubrir que eso hoy parece extraordinario cuando en realidad sería lo normal. El otro extremo surge de ver familias que se rompen y eso produce una gran tristeza, primero en los propios afectados, los esposos, luego en los hijos y en toda la sociedad, creo que no es buena noticia que una familia se rompa. Surge de la decisión de "dejemos ser espectadores de esto y hagamos algo" y como nos dedicamos a contar historias contemos una historia en la que mostremos que la familia puede quererse, podemos ser una familia unida y querernos siempre a pesar de las dificultades.

Usted dice que no hace cine de valores, sino que habla del Evangelio, de la universalidad del Amor de Dios ¿a quién quiere usted llegar con esta película?

A quien se ponga delante. Cuando haces una película deseas que llegue a quien se ponga delante sin clasificación de personal. No creo en la clasificación de las personas siempre me resultan artificiales y hasta violentas. Que si unos son de derechas otros de izquierdas, que si unos creen que si unos no creen, que si unos son del norte y otros del sur, que unos son hombres y otros mujeres, y parece que detrás de cada clasificación tiene que haber una discusión entre unos y otros. La película es para todas las familias y para todos los miembros de la familia, los abuelos, los padres y los hijos, y estoy seguro de que cualquier persona, como ha sucedido con los primeros espectadores, va a salir con deseo de amarse más en casa, en la familia.

Tener familia no siempre significa ser familia, esta película nos llama la atención sobre nuestra responsabilidad como padres, hijos, hermanos ¿descuidamos a menudo la aportación diaria al vínculo familiar?

La descuidamos tanto como la cuidamos, esto es como caminan los cangrejos, un pasito para adelante y dos para atrás. Lo normal y lo frecuente es que las familias nos queramos y se note, lo que pasa es que cuando discutimos, eso hace más ruido y nos deja un malestar más grande. Al final intentamos poner el equilibrio, es decir, claro que a veces chocamos unos con otros, es lo normal, pero no demos importancia a los roces, vamos a aprender a convivir y a servirnos. Creo que hay que reivindicar la palabra servicio, que es una palabra positiva y a veces se le quiere dar un tinte negativo igual que esfuerzo, sacrificio, que son palabras que siempre van asociadas al amor. Nadie conquista una medalla deportiva sin esfuerzo. Mayor esfuerzo y mayor sacrificio requiere preservar el mayor tesoro que tenemos en casa que es las relaciones con la familia.

Con esfuerzo, alegría y humor, ¿es posible superar cualquier dificultad?

El buen humor facilita todo, el llevarse bien con los propios defectos y con los defectos de los demás, implica serenidad de ánimo, desdramatizar las situaciones, nos permite ver la botella media llena en lugar de medio vacía. El buen humor es fundamental y a veces lo perdemos y cuanto antes hay que intentar recuperarlo. Por eso hemos hecho una comedia. “Tengamos la fiesta en paz” es una comedia y es musical, son dos características de cualquier fiesta, las fiestas tienen que ser divertidas y con música.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES