Educar en el humanismo solidario

El 16 de marzo de 2019 tuvo lugar la II Jornada del profesor de Religión organizada por la Delegación de Enseñanza de la Diócesis de Córdoba.

“Educar en el humanismo solidario” fue el tema conductor de este encuentro de profesores de Religión católica, que se realizó bajo el patrocinio de la Fundación Sm. Un tema que preocupa al papa Francisco y que fue impulsado por la Congregación para la Educación Católica en la celebración de los 50 años de la Populorum Progressio, como necesario para poder construir una “civilización del amor”.

D. Juan Peñalver Sánchez, Asesor Pedagógico de Religión en la Fundación Sm, abrió la Jornada invitando a todos a cuidar la formación permanente y la preparación del día a día en las clases. La Religión es un tema por el que muestran inquietud muchas personas y está en el corazón de todos. Presentó a D. Agustín Domingo Moratalla, Director de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo de Valencia, que nos habló sobre el tema de la Jornada.

D. Agustín, en una excelente ponencia, nos situó en el horizonte de la Laudato Sí, mostrándonos el proyecto educativo que hay detrás del magisterio del papa Francisco. Nos alentó a profundizar en sus escritos y en la Doctrina Social de la Iglesia. Recordó a los profesores de Religión la misión que tienen de “poner alma en el mundo de la educación” y ofreció orientaciones para poder llevarlo a acabo. La educación es un ejercicio de responsabilidad solidaria. Una responsabilidad con rostro que nos empuja a favorecer la cultura del don, del regalo, de la gracia. Tenemos que aspirar a convertir el mundo en el hogar de todos. Tenemos que saber recuperar con creatividad todas las prácticas educativas escondidas en el espíritu del Evangelio y en la rica tradición de la Iglesia.

En este contexto, se ofreció un pequeño homenaje a todos los profesores de Religión que se habían jubilado en cursos anteriores como agradecimiento a su servicio prestado con entrega y cariño.

El descanso, después de esta primera parte de la Jornada, fue muy solidario. Cáritas Diocesana monto una barra de desayunos y Manos Unidas un puesto con artículos de venta. Las aportaciones de los profesores servirán para colaborar con proyectos humanitarios de estas instituciones. Gracias a estas iniciativas el momento de descanso se convirtió en un tiempo rico de convivencia.

Como colofón de la Jornada se ofreció una mesa de buenas prácticas y de experiencias solidarias. Mª Victoria Ortega Palop, profesora de Religión en Secundaria y Bachillerato, compartió la experiencia y el proyecto de un grupo de trabajo que ha formado en el Cep para generar actividades que eduquen en el humanismo solidario. Carmen Giovanetti, profesora de Religión en Secundaria y bachillerato, ofreció su experiencia como voluntaria de Manos Unidas y la repercusión que estaba teniendo en sus clases. Patricia Montilla, profesora de Lengua en un colegio concertado, compartió con los asistentes lo que estaba suponiendo para ella ser voluntaria en Cáritas.

Después de esta experiencia, todos nos fuimos reafirmados en nuestra misión como profesores de Religión y con muchos proyectos en la cabeza para aplicar en nuestras clases y en nuestras comunidades educativas.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES